martes, 9 de noviembre de 2010

lunes, 8 de noviembre de 2010

Por los siglos y los siglos








La ofrenda que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) presenta cada año en las islas de Ciudad Universitaria para celebrar el día de muertos siempre ha llamado la atención de miles de personas por la creatividad que cada escuela y facultad muestra en su instalación. Sin embargo, la Mega Ofrenda de este año tuvo un carácter especial para universidad puesto que además de festejar el bicentenario de la Independencia y el centenario de la Revolución, la UNAM celebra también su centésimo aniversario.

De esta manera, mezclando ambas celebraciones y con el título de “Por los siglos y los siglos”, la mega ofrenda se conformó por 83 altares en los que se conmemoraban tanto a personajes históricos e intelectuales como a maestros y alumnos fallecidos.

Las calaveras vestidas a la manera de hace 100 o 200 años llevaban a los visitantes por un recorrido a lo largo de diversos pasajes de nuestra historia e invitaban a los adultos, jóvenes y niños a tomarse fotografías al lado de tan célebres personajes. De esta manera, siguiendo las tradiciones que nos han marcado por siglos, los vivos se mezclaban con los muertos para festejar en unísono la historia de nuestro país.

En la tradicional mega ofrenda se pudieron escuchar también a diversas bandas de rock que uniéndose a la celebración ambientaban el lugar con todo tipo de sonidos y canciones que ponían a las personas a saltar.

De esta manera durante los tres días de la exposición- del 31 de octubre al 2 de noviembre- miles de visitantes pudieron acudir a la explanada de rectoría, para deleitarse no sólo con las creativas, artísticas e imaginativas ofrendas presentadas por diversas instituciones académicas, sino también con las diversas actividades organizadas en torno a esta fecha.

Esta vez no nos reimos de la muerte.

En el pasado Día de Muertos, la tradición tuvo poco que ver en algunos de los acontecimientos que se desarrollaron alrededor de la celebración.

En los lugares donde se presenta mayor violencia en el país, el reclamo se hizo uno solo cuando en las plazas públicas de Nuevo León, Chihuahua, Sinaloa y Campeche fueron erigidos altares en conmemoración y repudio a la creciente cifra de víctimas que produce día con día la lucha anti narco que promueve el gobierno federal que encabeza Felipe Calderón, también se recordó a los pequeños que no han recibido justicia en el caso de la guardería ABC subrogada por el IMSS.

Fue así como se conjunto la tradición y la indignación por parte de quienes sufren el impacto más fuerte de esta “lucha” que lejos de mermar las actividades del crimen organizado, producen a diario tragedias entre la población civil ya sea a manos de estos grupos o incluso por los grupos militares que ocupan gran parte de estas zonas de alta peligrosidad.

También otros estados de la república se unieron a la rabia que inunda a los habitantes que sufren la mayor parte de las consecuencias de los actos, en aras de combatir “efectivamente” al narco tráfico, sin ninguna estrategia definida. En el estado de Oaxaca se dedicaron dos altares a las personas que han sido asesinadas en movimientos sociales a lo largo de este sexenio.

A través de las redes sociales, que cada vez van cobrando mayor fuerza como herramienta en la lucha social de cualquier tipo, se convocó a la sociedad civil a manifestarse instalando altares que muestren a la población en general y al gobierno que las victimas colaterales de la guerra anti narco, tienen nombre y apellido.

Las diversas manifestaciones dolorosas aunadas a la tradición del día dos de noviembre son una muestra clara de que las personas que vivimos la realidad del país deseamos se haga una estrategia integral que resuelva de raíz los problemas que aquejan a la sociedad mexicana desde que se emprendiera esta cruzada contra el crimen organizado y sus diversas actividades delictivas.

Ritual de muerte de los aztecas


El 30 de octubre de cada año se celebra Halloween en Estados Unidos; sin embargo, en México la costumbre de todos los años es el día de muertos el 1 y el 2 de noviembre.


Por ello, del 29 de octubre al 4 de noviembre, millones de mexicanos acudieron a las ofrendas que se colocaron en el Zócalo del Distrito Federal.


El sábado 30 de octubre, millones de personas acudieron al Zócalo en la noche, precisamente el día en que el país vecino celebra su tradicional Halloween, por este motivo no fue raro ver a varias personas disfrazadas en esa fría noche del 30 de ocubre en el Zócalo de la ciudad de México.


Poco antes de las 8 de la noche la calle Madero, que fue cerrada hace apenas unos meses para uso exclusivamente peatonal, estaba a reventar, cientos de personas iban y venían del Zócalo.


La calle completamente alumbrada daba una aire al Fashing que se celebra en Europa, en donde cientos de personas se disfrazan, pues todo Madero estaba lleno de personas de todos los estratos sociales, algunos disfrazados y otros no.


Durante la caminata por la calle estilo europeo algunas personas lucieron disfrazes magníficos y bastante elaborados que fueron desde los Bob Esponjas y Patricios para los pequeños niños hasta algunos terroríficos como hombres llenos de sangre artificial con cabezas colganes en la mano de muñecas.


Todo un carnaval de disfraces de terror y muertos vivientes bailando por todo Madero para llegar al punto del evento magno, el Zócalo, en donde se encontró un espectáculo con música y rituales de los aztecas para celebrar la muerte y para muestra el siguiente video en donde podrán ver unos de los bailes y cantos que se realizaron en el Zócalo frente millones de personas.




video


El Zócalo estaba repeleto, pues el espectáculo no fue el único anfitrión, un árbol enorme fue montado en la plancha del Zócalo junto a varias ofrendas, cada una típica de todos los estados de la República Mexicana.

POR MARÍA FERNANDA AGUILAR