martes, 12 de octubre de 2010

Felicidad escocesa sin gaita ni kilt.










Una noche indie, el José Cuervo Salón fue el lugar de la reunión, viernes ocho, su segunda presentación.
The Vaselines y Belle and Sebastian, el creador, y quien aporta, diseña y supera una invención.
Edecanes sonrientes daban la bienvenida al recinto junto con un sistema de “seguridad” para bebidas alcohólicas, entre revistas y fotos gratis, vendedores de cervezas y fast food para entretener la tripa, The Vaselines comenzaron a tocar con escaso público, pero con verdaderos fans, aunque uno que otro que se mostraba indiferente y con deseos de escuchar a la siguiente banda.
Las pequeñas fallas en el audio no fueron impedimento para que se disfrutaran y se bailaran sus éxitos y poco a poco el José Cuervo se fue llenando.
Ya con un número de espectadores considerables Belle and Sebastian salió al escenario contagiando de alegría a quienes bailaban tranquilamente y coreaban sus canciones que aunque con un nuevo estilo continúan teniendo su particular sello.
Intentando hablar en español y con un “gracias amor” se ganaron a los presentes, que a pesar de ser en muchos casos nuevos seguidores no dejaban de mover su cabeza al ritmo de la música.
Uno de los tantos clímax vividos llegó cuando recordaron que se cumplían 70 años del natalicio de John Lennon , cantando “If you fell” , Stevie y Stuart brindaron un momento memorable a quienes gustamos del cuarteto de Liverpool.
Bañados en luces de colores, aventando pelotas y bajando del escenario en algunas ocasiones hicieron que realmente esa noche con tinte de Escocia fuera mágica, y la magia aumentó cuando “Funny Little frog”, “If you feeling sinister”, “The boy with the arab strap” y “Get me away from here, I´m dying” sonaron en el antiguo Salón 21.
“Nos veremos pronto” fue la última frase y con una sonrisa se despidieron mientras Stuart se aventaba del escenario para ser recibido en los brazos de su público; quedamos con la esperanza de que esta primera vez se vuelva a repetir y podamos tener más ratos sonrientes.






Fotos por: Humberto Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario